banner Untitled 2 - Copy

Translation kindly provided by Rosa Sánchez Puga

Leer / Descargar Texto Completo



Un Pacto para Proteger el Planeta y los Unos a los Otros


Para ver los subtítulos, haz clic en el círculo en la barra de control, activa los subtítulos y selecciona Español”
Subtitles translation provided by Rodriguez de Fundambiente (Venezuela) – https://twitter.com/Fundambiente_ve

La vida está en juego, tanto la de la Tierra como la nuestra.

Los gobiernos bajo la influencia de las empresas pueden fallar en París, pero nosotros como ciudadanos no podemos.

Como ciudadanos de este bonito y generoso planeta, hacemos un pacto con la Tierra, para protegerla, cuidarla, y devolverle los regalos que nos ha dado, en señal de gratitud y amor.


Cover1

Por primera vez en la historia de la humanidad nuestro futuro común como especie ya no es seguro.

En sólo 200 años de una era de combustibles fósiles, la humanidad ha causado suficiente daño a la Tierra para garantizar su propia extinción.

Nuestra única opción es curar a la Tierra y así crear esperanza para nuestro futuro, como una sola humanidad y parte de una sola comunidad terrestre.

Ver la lista de las organizaciones

Ver la lista de firmas




Firmen el Pacto

  • (Su firma se incluirá en la lista en las próximas 24-48horas)
  • opcional
  • opcional
  • Tipos de archivos aceptados: jpg, gif, png, pdf.
    opcional
  • opcional
    Enviando este formulario declaro que he leído y acepto los Términos de Uso y Privacidad ( Terms of Use and Privacy Statement) de este sitio web.


1. En la tierra viva se encuentra la prosperidad y la seguridad de la civilización. La destrucción del suelo es la destrucción de la civilización.

Nuestro futuro es inseparable del futuro de la Tierra. Nos comprometemos a proteger nuestros suelos y la biodiversidad.
Nuestros suelos vivos se convertirán en reservas de agua y en sumideros de carbono. La agricultura ecológica y regenerativa está basada en el reciclaje de materia orgánica y, por lo tanto, en el reciclaje de nutrientes. Devolveremos el carbono, como materia orgánica, a la Tierra, en señal de gratitud y responsabilidad, en base a la Ley de Retorno, y así ayudar a mitigar, adaptar y construir resistencia al cambio climático. Como dijo Sir Albert Howard, “Tomar sin dar es un robo de la tierra, una forma particularmente mezquina de vandalismo, ya que incluye el robo a generaciones futuras, las cuales no están aquí para defenderse por sí mismas”

2. Nuestras semillas y biodiversidad, nuestra tierra y agua, nuestro aire, atmósfera y clima son un bien común.

Los regalos de la Tierra, vitales para la vida, siempre han sido celebrados por todos con tareas comunes de protección y derechos comunes para obtener sustento. Nuestras semillas y biodiversidad son un bien común. Su captura a través de patentes está empujando la diversidad a la extinción y a los agricultores a la trampa de la deuda. El suelo es la base misma de nuestra vida y nuestra comida. El agua es un bien común. No es una mercancía. Sustenta nuestra vida. El aire y la atmósfera son bienes comunes que nos proporcionan aire limpio para respirar y dan a Gaia la capacidad para regular el clima. Contaminar el aire con gases de efecto invernadero y el comercio con las cuotas de emisiones es una privatización de esos bienes comunes. No aceptamos la captura y privatización de los bienes comunes. Los defenderemos y reclamaremos con cuidado, cooperación y solidaridad.

3. Las Semillas Libres y la Biodiversidad son el Fundamento de los Alimentos Libres y la Adaptación al Cambio Climático.
Nos comprometemos a defender las semillas libres como la libertad de diversas especies a evolucionar, en la integridad, auto-organización y diversidad, y la libertad de las comunidades en todos los lugares a reclamar fuentes abiertas de semillas como un bien común. La acumulación y el intercambio de semillas de polinización abierta, no tratadas genéticamente y no patentadas es un derecho inalienable. Opondremos resistencia a cada ley y a cada tecnología que intente socavar la libertad de la semilla, lo cual está íntimamente relacionado con la libertad de la Madre Tierra, para que las generaciones venideras sean tan afortunadas como nosotros, recibiendo sus regalos de diversidad, nutrición y sustentos. Nos unimos y permanecemos juntos por nuestras semillas y decimos no a los transgénicos, no a las patentes.

4. La Agricultura Industrializada Globalizada es un importante contribuyente a la Crisis Climática.

La Agricultura Industrializada Globalizada contribuye con más del 40% a los gases de efecto invernadero que están desestabilizando el clima a través de la deforestación, los fertilizantes con base de combustibles fósiles, el empaquetado, procesamiento, refrigeración y los transportes de larga distancia. Sabiendo que es una de las causas del cambio climático, no aceptamos la Agricultura Industrializada como una solución a la crisis climática y el hambre. No reconocemos las falsas soluciones al cambio climático como la geo-ingeniería, la agricultura “climáticamente inteligente”, las semillas “mejoradas” genéticamente o la “intensificación sostenible”.

5. La agricultura ecológica y a pequeña escala y los sistemas de alimentación locales pueden alimentar a la gente y enfriar el planeta.

Nos comprometemos a ejercer y proteger la agricultura ecológica a pequeña escala que produce más salud y nutrición por acre y proporciona el 70% de los alimentos que comemos, a la vez que rejuvenece nuestros suelos, biodiversidad y sistemas de agua y estabiliza el clima. Apoyaremos y crearemos sistemas de alimentación locales que proporcionarán la respuesta a la crisis de alimentación, nutrición y salud, así como a la crisis climática. La agricultura orgánica ecológica a pequeña escala y los sistemas de alimentación locales pueden alimentar al mundo a la vez que enfrían el planeta.

6. El “Libre Comercio” y la Libertad de Empresa es una amenaza para el planeta y nuestras libertades.

La “Libertad” ha sido secuestrada a través del “libre comercio”, que ha sustituido a la libertad de la gente y la libertad de la vida del planeta y sus diversas especies a evolucionar y alimentarse, con la libertad de empresa que destruye el planeta y las economías vivas que sustentan el planeta. La desestabilización ecológica y social del mundo en las últimas dos décadas es un resultado de la desregulación del comercio a través de los acuerdos de “libre comercio” la Organización Mundial de Comercio (OMC), diseñados y escritos por las empresas, para el beneficio de las empresas.

Nos comprometemos a resistir los intentos de impulsar nuevos acuerdos de “libre” comercio como el TTIP, el TPP y los acuerdos de comercio regionales y bilaterales basados en los derechos de las empresas y la personalidad corporativa y que, de hecho, están desmantelando los derechos humanos y nuestras democracias y constituciones. No reconocemos a las empresas como personas. Son entidades legales a las que la sociedad da permiso para existir dentro de límites de la responsabilidad social, ecológica y ética; las empresas, teniendo responsabilidad en el cambio climático, están sujetas al Principio de Quien Contamina Paga.

7. Las economías vivas locales protegen la tierra, crean trabajo significado y nos proveen para nuestras necesidad y bienestar.

Las economías vivas locales basadas en la ley del retorno y la regeneración del mundo natural y la sociedad nutren toda la vida. Los regalos de la naturaleza y la gente no pueden ser reducidos a “inversiones”. Las economías que se centran en la vida y el bienestar de la gente, en lugar de los beneficios de las empresas, rejuvenecen y regeneran recursos y trabajo para todos y para las futuras generaciones. No participaremos en los sistemas de producción y consumo, incluyendo la alimentación y agricultura industriales, que destruyan lo procesos ecológicos de la Tierra, sus suelos y biodiversidad y desplacen y desarraiguen a millones del campo. En las economías vivas no hay desperdicios y no hay gente desperdiciable o desechable.

8. Las democracias vivas y participativas son la base de la Democracia de la Tierra.

Nos comprometemos a crear democracias vivas y participativas y a resistir los intentos de secuestras nuestras democracias a través de intereses poderosos. Nos organizaremos con los principios de compartir, inclusión, diversidad y la tarea de cuidar el planeta y a los demás. Nos comprometemos a romper con el círculo vicioso de violencia y degeneración y a crear círculos virtuosos basados en la no-violencia y la regeneración para el bienestar de toda la gente y de todas las especies. No seremos divididos por el miedo al odio, estaremos unidos como miembros de un Planeta y de una Humanidad. Y, siguiendo el principio de Gandhi, cuando las normas y las leyes interfieran en las leyes superiores que emanan de la tierra y nuestra humanidad, colectivamente sacaremos el coraje para no cooperar.

9. Somos miembros de la Comunidad de la Tierra, en la que todas las especies, gentes y culturas tienen el valor y derechos intrínsecos a la subsistencia.

Crearemos una Democracia de la Tierra en una vibrante y abundante Tierra –Terra Viva– que reconozca el valor intrínseco de todas las especies y toda la gente. Porque toda la gente y todas las especies son, por su propia naturaleza, diversas, se reconoce la diversidad no como algo a ser tolerado, sino como algo a ser celebrado como la condición esencial de nuestra existencia. Y toda la vida, incluyendo todos los seres humanos, tienen el derecho natural a compartir la riqueza de la naturaleza para asegurar el sustento: suelo, comida, agua, espacio ecológico y libertad evolutiva.
Hacemos un pacto para vivir conscientemente como Ciudadanos de la Tierra reconociendo que la Comunidad de la Tierra incluye todas las especies y todas las gentes en su rica y vibrante diversidad. Los derechos de la Madre Tierra y los derechos humanos no son separables entre ellos y son una continuidad indivisible. La violencia hacia la tierra y la injusticia hacia la humanidad son parte del mismo proceso. La sostenibilidad no puede separarse de la justicia, los derechos humanos y la paz.

10. Jardines de la Esperanza por Todas Partes.

Cultivaremos comida orgánica en nuestras granjas, nuestros jardines, nuestros balcones, nuestras terrazas. Plantaremos Jardines de la Esperanza por todas partes como un símbolo concreto de nuestro pacto con la tierra para su rejuvenecimiento. A través de pequeños pasos con impacto significativo, tomados por millones de gente, conscientes de su poder, actuando en resonancia, armonía y unidad, sembraremos las semillas del cambio hacia una nueva ciudadanía planetaria, cuidando al Planeta y a los demás construyendo economías vivas y democracias vivas.
Empezamos plantando un Jardín de la Esperanza hoy, 9 de noviembre de 2015, en el Jardín Marcotte de París, junto con la Red AMAP Ile de France y Cultures en Herbes, como un primer paso concreto hacia una nueva ciudadanía planetaria.
Continuaremos plantando jardines de la esperanza por todas partes y plantaremos las semillas para el cambio que conduzcan a una nueva Democracia de la Tierra basada en justicia, dignidad, sostenibilidad y paz.

Leer / Descargar Texto Completo

Firmen el Pacto


Campaña Relacionada

Terra Viva- Cover E-page-001

‘Terra Viva’ — Our Soil, Our Commons, Our Future

Haga click aquí para descargar El Manifiesto Tierra Viva [Español]

Click here to download Terra Viva Manifesto [English]

Clicca qui per scaricare il Manifesto Terra Viva [italiano]


This post is also available in: Inglés, Italiano, Griego, Francés, Portugués, Portugal, Alemán, Indonesio, Turco