El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Englishitaliano

El pasado 24 de Mayo en Roma, Navdanya presentó el Dossier “El Veneno está Servido – Glifosato y otros Venenos, desde el campo a la mesa”, producido en colaboración con A Sud y CDCA.

La sinopsis del informe en español está disponible para descarga en este link

El dossier“Il Veleno è Servito – Glifosato e altri veleni: dai campi alla tavola” en italiano está disponible para descarga gratuita en formato e-book en este link.

El dossier describe cómo todo el proceso de industrialización agrícola se basa en la falsa premisa de que es únicamente a través de este sistema de intensificación de la producción por el que seremos capaces de alimentar a la población mundial en aumento. El modelo de agricultura industrial produce en cambio sólo una mínima parte de los alimentos consumidos a nivel global.

Durante la rueda de prensa se resaltó la necesidad de que los ciudadanos de todo el planeta sean conscientes no sólo de los efectos altamente negativos del glifosato sobre nuestra salud y medio ambiente, sino también del sistema que alimenta y soporta la distribución y comercialización de este producto, así como un sinnúmero de otros productos químicos que vienen siendo usados extensivamente en la agricultura, los cuales encontramos finalmente en nuestros platos.

Según Ruchi Shroff, de la asociación Navdanya International, brazo internacional de la homónima asociación hindú presidida por la científica y activista Vandana Shiva: “en todo el mundo la sociedad civil se está movilizando en contra de los agrotóxicos promovidos por el Cartel del Veneno de las multinacionales que se enriquece a base de daños a los ciudadanos y a expensas de los estados. Italia debe asumir un papel más consciente en los círculos competentes para defender la salud de los ciudadanos, las pequeña y mediana empresa agrícola, la riqueza cultural y la excelencia alimentaria, como con la pizza, la pasta y el pan, que ya vienen contaminados con el glifosato del trigo canadiense. El dossier demuestra que es posible un sistema de producción y distribución alimentaria sostenible, equitativo y saludable contra un sistema industrial anti-ecológico, injusto y tóxico”.

El dossier acusa al llamado “Cartel del Veneno”, el grupo de seis gigantes del sector agroquímico y de semillas y a sus ataques encaminados a obtener el control del sistema alimentario global. El dossier también se inscribe en el contexto de la campaña global de Navdanya contra los agrotóxicos, que prevee una nueva serie de acciones desde el 22 de Mayo 2017, Día Mundial de la Biodiversidad, al 5 de Junio, Día Mundial del Medio Ambiente, para continuar movilizándose y poner fin a “un siglo de ecocidio y genocidio”

Éste es el tema del análisis que, además, arroja luz sobe la carencia de regulamentación nacional y europea por la protección de la salud y del medio ambiente de los ciudadanos.

Los productores reales son nuestros polinizadores, los organismos del suelo y de la biodiversidad, junto con los pequeños agricultores que, como co-creadores y co-productores de la naturaleza, proveen de la mayor parte de los alimentos que nutren el planeta y las personas y son capaces de ofrecer soluciones a la crisis agraria y medio ambiental, a la emergencia de la salud y a la malnutrición.

Link al comunicado de prensa de los organizadores


Un poco de historia

En Octubre de 2016, Navdanya, junto con una coalición de movimientos de la sociedad civil internacional, organizó el Tribunal Monsanto y la Asamblea Popular en La Haya.

El Tribunal Monsanto ha dado la posibilidad a las víctimas, a los médicos, a los expertos del mundo académico y a abogados internacionales de denunciar los daños ambientales y sociales causados por Monsanto, sobretodo en relación al impacto de la producción del pesticida RoundUp, a base de glifosato, sobre la salud y sobre el medio ambiente. La opinión consultiva legal de los jueces del Tribunal Monsanto, que fue emitido el 18 de abril de 2017, concluyó que Monsanto ha llevado a cabo acciones que han perjudicado negativamente el derecho a un ambiente sano, el derecho a la alimentación y el derecho a la salud y ha confirmado la necesidad de afirmar la primacía de los derechos humanos y ambientales dentro de un cuadro jurídico internacional, especialmente en relación a la conducta de las multinacionales.

La Asamblea Popular celebrada en La Haya conjuntamente con el Tribunal Monsanto fue una oportunidad para encontrarse movimientos y activistas que trabajan para defender nuestro ecosistema y nuestra soberanía alimentaria, que estudian los efectos de las sustancias químicas usadas en agricultura sobre nuestras vidas, sobre nuestro suelo, sobre nuestra atmósfera y sobre el clima.

La Asamblea Popular  brindó la oportunidad para identificar juntos el camino correcto para reclamar un futuro basado en la Libertad de las Semillas y de la Alimentación, sobre la agroecología y sobre los derechos de los agricultores, sobre nuestros bienes comunes, sobre las economías compartidas y sobre la Democracia de la Tierra.

En los mismos días, se llevaron a cabo Asambleas Populares auto-organizadas por las comunidades locales de todo el mundo, que han dado vida a una red global de cooperación con el fin de garantizar un futuro más saludable ya sea desde el punto de vista de la autenticidad de los alimentos o desde el respeto por el medio ambiente.

En 2016 se han llevado a cabo más de 110 Asambleas Populares en 28 países diferentes, en los cuales los participantes se comprometieron a defender colectivamente la Libertad de las Semillas, de los Alimentos y de nuestros derechos democráticos para asegurar que nuestro futuro sistema alimentario  proteja la vida en la tierra y el bienestar de todos los seres vivos.

Esta movilización a nivel global continúa creciendo: los movimientos de cada rincón del mundo continúan celebrándose con el intento común de poner fin a un siglo de ecocidio y genocidio.

En respuesta a la serie de fusiones anunciadas entre los gigantes de la industria agroquímica, la última de las cuales ha sido la adquisición de Monsanto por parte de Bayer, Navdanya ha organizado diversos eventos y actividades que han tenido lugar y tendrán lugar en el transcurso del 2017.

En Italia, en los últimos tres meses, el equipo de Navdanya ha participado en una serie de eventos en Lazio y Toscana para conocer a protectores de semillas, agricultores, asociaciones y ciudadanos, para intervenir en varios debates y divulgar información sobre las Campañas en curso. Además, en los distintos eventos, se han recogido firmas para la nueva Iniciativa de los Ciudadanos Europeos para prohibir el glifosato y para reformar las políticas de aprobación de pesticidas en la Unión Europea.

En India, Navdanya está muy activa en el contrarrestar el proceso local de aprobación de las fusiones entre las multinacionales y está poniendo sobre aviso al gobierno hindú sobre los conflictos de intereses existentes y sobre el peligro derivado del exceso de concentración de poder. Al mismo tiempo, Navdanya ha reunido varios movimientos y ha emprendido Satyagraha Yatra, un peregrinaje por la Libertad de las Semillas y de los Alimentos, en el mes de abril de 2017.

En Grecia, del 20 al 22 de abril, Navndaya se ha unido a Peliti en el Festival Olímpico por la Libertad de las Semillas, junto a movimientos y organizaciones provenientes de todo el mundo.

En Alemania, del 25 al 29 de abril, junto a CBG (Coalition against Bayer Dangers – Coalición contra los Peligros de Bayer), IFOAM Organics International, Colabora y muchos otros movimientos de ciudadanos y organizaciones, Navdanya ha organizado una serie di eventi que han culminado en una manifestación, el 28 de abril en Bonn, frente al World Conference Center, donde, el mismo día, se llevó a cabo el encuentro anual de Bayer con sus accionistas.

En Francia, del 28 al 30 de abril, Navdanya, con grupos y asociaciones de activistas provenientes de 30 países diferentes del mundo, ha traído su propia contribución al Encuentro Internacional de Resistencia a los OGM, que tuvo lugar en Lorient, en Bretagna, donde fue constituido el Frente Nacional de Resistencia a los OGM y a los agrotóxicos.

El procedimiento que ha llevado el “Cartel del Veneno” a tomar nota de sus propios crímeces y que ha llevado a la organización del Tribunal Monsanto, es fruto de 30 años de trabajo en los campos científico, legal, social y político por parte de movimientos, científicos y ciudadanos concienciados. Desde hace 30 años Navdanya condena la violencia del sistema agrícola industrial, persiguiendo al mismo tiempo la misión de conservación de la biodiversidad.

La conservación de la biodiversidad es la premisa básica de la prosperidad, y debe aplicarse con la participación de las comunidades locales y su herencia de conocimientos y el trabajo realizado durante generaciones por la protección del patrimonio animal y vegetal. Estos son los factores que forman la base de un modelo de agricultura sostenible. Por lo tanto, el programa Navdanya y el “Movimiento por una India orgánica”, se centra en la promoción de la agricultura ecológica basada en la biodiversidad como base de la seguridad alimentaria y económica.

Durante estos 30 años, Navdanya ha llevado a cabo una amplia investigación de la intoxicación por sustancias químicas industriales en los alimentos, el agua y el medio ambiente, en colaboración con instituciones de investigación y agencias gubernamentales al respecto. Este trabajo ha dado lugar a una amplia campaña de información y apoyo constante a las denuncias y reclamos de las comunidades indígenas. En el informe “Los venenos en nuestros alimentos”, se resalta la estrecha relación entre los productos químicos liberados en el medio ambiente y sus riesgos para la salud, junto con la necesidad de tomar medidas urgentes, para que genocidios y desastres ambientales como el de Bhopal  no vuelvan a suceder. Bhopal de hecho, en 1984, una fuga de gas de una planta de Union Carbide mató a tres mil personas en una sola noche, y de acuerdo con otras estimaciones del número de víctimas podría aumentar a treinta mil. Incluso hoy en día la población local sufre las consecuencias de aquel desastre.


Translation kindly provided by Clara Soria González

This post is also available in: Inglés, Italiano